humor (1094)
    Chistes (398)
    Bromas (29)
    Parodias (203)
    Piropos (67)
    Fabulas (44)
    Citas y Frases (42)
    Sexuales (66)
    Hechos Reales (185)
    Asi soy yo.... (60)
   terror (2721)
    Pesadillas (256)
    Hechos reales (726)
    vampiros (599)
    Terror General (786)
    Espiritismo (125)
    Asesinos en serie (160)
    Teorias (69)
   fantasia (2151)
    Fantasia General (542)
    Romantica (770)
    Epica (233)
    Rol (182)
    Poesia (424)
   pruebas (0)
   criticas (885)
    Deportivas (37)
    Criticas de Cine (145)
    TV y Famosos (77)
    Literatura (49)
    Musica (76)
    Juegos (27)
    Duras (222)
    Generales (252)
   ficcion (1047)
    Ciencia Ficción (194)
    Futuristas (102)
    Snuff (67)
    Ovnis (27)
    Narrativa Libre (661)
 
 Top 5
    Grainstain.:Capítulo ..
    una aventura, la más ..
    La Feria del Diablo
    Martín,el chico más g..
    S. c.A.T. 2
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > Asesinos en serieLiquidando a la perra de Maika

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 10 de Noviembre del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 1,683 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 22 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > Asesinos en serie
  Titulo:

Maika se acercó a mí con su arma preferida en la mano, el “cuchillo”. Era una perfecta especialista en usarlo, su arma preferida para liquidar a sus oponentes. Estaba especialmente seductora con su bikini azul que torneaba su esbelto cuerpo, sus pechos su abdomen excitante, con su falda rosa y con ese andar erótico que tienen las zorras asesinas, se acercó a mí y besándome en los labios, me dijo: “prepárate a morir, perro” Dio un gran salto atrás y de un golpe se quitó la falda, quedando sólo con su bikini lista para luchar, se avalanzó hacía mí, y comenzamos una lucha donde nuestros cuchillos chocaban entre sí, saltando chispas mezclábamos nuestro sudores y jadeos, Maika estaba excitante con ese cuerpo moreno, sudoroso y torneado. En un momento, nuestros cuerpos chocaron “esa fue mi oportunidad” agarrándola de su brazo derecho donde llevaba el cuchillo, se lo giré con fuerza haciéndola gritar de dolor. Eso bastó para que bajara su guardia, giré de golpe y, de un sólo movimiento, hundí en su estómago justo debajo de su ombligo mi cuchillo. ¡Hubo un sonido slurping y que se agrietaba ruidoso seguido por un Uhhh muy femenino y agudo! de la boca abierta de par en par de Maika. Ella con sus ojos abiertos de sorpresa. Poco a poco fue aflojando su mano de su cuchillo que se escurría y que chocaba ruidosamente a la tierra. Maika, estando quieta en la misma posición, con su pecho que subía y baja respirando ya con dificultad ella, miró lentamente hacía abajo viendo el mango de mi cuchillo que salía de su estómago muy atlético, debajo de sus pechos grandes. Un chorrito grueso y de color rojo oscuro de la sangre siguió las curvas debajo de su estómago del punto de entrada de la lámina, que cerraba la mayor parte de la herida. Agarré a Maika por su cuello mirándola fijamente a su cara, volví agarrar el mango del cuchillo que sobresalía de su estomago sacándolo lentamente y volví a empujarlo con fuerza completamente adentro de su barriga. Su cabeza movida de un tirón detrás, sus ojos anchos que me miran fijamente temblando sus labios de putita, acerque más mi cara a la suya y la besé profundamente. Su boca era ya abierta y tiesa del dolor y de la sorpresa, así que ella no podría oponerse. ¿Gozas de esto perra? . Su cuerpo temblaba levemente, y la sangre goteaba sobre mi mano derecha, sus esbeltas piernas intentaban sostenerse contra la tierra intentando sostenerse en pié (innecesariamente, puesto que ahora era yo quien la sostenía). Sus labios sensuales se movieron lentamente sin palabras, solamente un sonido que se estrangulaba en su garganta. . . . Ck de Uh…. ck… Una cierta sangre subió de su garganta y ella dio un débil mitad-tose, enviando una corriente pequeña de sangre abajo de la esquina izquierda de sus labios, siguiendo su cuello abajo entre sus pechos jadeantes. Solté su cuerpo caliente. Ella cayó abajo a sus rodillas, mirando debajo de sus pechos el mango del cuchillo por última vez (sería la última imagen que vería Marka antes de morir).Ella se cayó sobre su lado izquierdo, sus ojos arrogantes mirando fijamente a la nada. Dio un largo gemido femenino y excitante a la vez , volvió a toser vomitando sangre su esbelto cuerpo se arqueo, y cayo de lado muerta. Me acerqué a ella, saqué lentamente mi cuchillo de su vientre y, besándola en la boca, le dije: - Adiós..., fuiste una más entre todas mis putitas, ahora debo buscarme a otra. Y me fui en busca de otra víctima.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios
 



Busca relatos


InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio



siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com

¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.