humor (1094)
    Chistes (398)
    Bromas (29)
    Parodias (203)
    Piropos (67)
    Fabulas (44)
    Citas y Frases (42)
    Sexuales (66)
    Hechos Reales (185)
    Asi soy yo.... (60)
   terror (2721)
    Pesadillas (256)
    Hechos reales (726)
    vampiros (599)
    Terror General (786)
    Espiritismo (125)
    Asesinos en serie (160)
    Teorias (69)
   fantasia (2151)
    Fantasia General (542)
    Romantica (770)
    Epica (233)
    Rol (182)
    Poesia (424)
   pruebas (0)
   criticas (885)
    Deportivas (37)
    Criticas de Cine (145)
    TV y Famosos (77)
    Literatura (49)
    Musica (76)
    Juegos (27)
    Duras (222)
    Generales (252)
   ficcion (1047)
    Ciencia Ficción (194)
    Futuristas (102)
    Snuff (67)
    Ovnis (27)
    Narrativa Libre (661)
 
 Top 5
    Grainstain.:Capítulo ..
    una aventura, la más ..
    La Feria del Diablo
    Martín,el chico más g..
    S. c.A.T. 2
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > EpicaIra di madonna (4 parte)

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 14 de Febrero del 2007

Desde entonces este relato ha sido leido 1,406 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 10 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Epica
  Titulo:

... Después de que Liz sintiera las gotas de lluvia ente sus párpados, despertó con rabia y desepción, encontrarse sóla en medio del cementerio con el primer rayo de palides del día y estar abrazando algo tan sagrado como el ángel que resguarda las almas y los niños. con desepción se devolvió a su dormitorio para nuevamente concevir un sueño tan hermoso, pero en un momento se puso a pensar "¿De qué me sirve soñar? sí no tengo ni una fracción de su corazón, no me conoce" parecía drase por vencida y cuando llegó al castillo los cuervos cantaban con ahínco, con el compás del melodíoso sonido funerario con que todos los nosferatus se levantaba; vinotinto, carne de ternera semicruda, ese era su desayuno. Liz recordaba su sueño una y otra vez esos momentos de alegria que le hacían vibrar. Durante su baño, una rosa sotenía en su mano y la pasaba por todo su cuerpo, cada pétalo se confundía con su piely el agua que recorría su cuerpo entero se calentaba cada ves que caía sobre ella, sus firmes senos eran dos montañas, las más bellas "Apolo, amado mío. Dios me de licencia y vuelva a juntarnos". Deja su baño y se viste con su compiño color crema y negro, falda larga púrpura y siempre cepillando su cabella de arriba a abajo, no húzó nada de rubor ni cremas, su piel es tan sueve e hidratada, y tan fielmente colorida y alegre . Salió para adentrarse en el bosque y hablar con los animales y vio a Matilde su mejor amiga, "la vampiresa de cabellos de oro" que siempre vestía de negro, su cabello era tal largo y tan brillante que a los animales radiaba y daba tanta alegria cuanto niño cruzara por el espeso jardín del monte, ambas se dieron un beso en la mejilla y tomadas de la mano salieros a jugar entre las hojas y a nadar en el lago diamante, un lago tan puro y cristalino que cualquier fantasma podría ver su rostro, la risa de las dos doncellas se perdían por tan preciosa vos, qué belleza, el ruido de las hidras secas que´brándosen cuando ellas las pisaban, jugaban semidesnudas en el lago, chapoteándo y lanzándose agua una al otra. Hasta que escucharon el sonido de un violín y una vos operística por entre la niebla, proveniente del valle de los sauces helados, un lugar en donde los sauces lloran tanto que el frio les consume y sus lágrimas se convierten en nieve y se entierran entre su misma tristeza a la hora de morir, ambas doncellas se acercaron y era Apolo, tocando violín inmasesiblemente y Afrodita canta con suspiros divinos que hasta las aves hace entristecer por tan bella letra, Liz siente un fuego encajado entre su pecho y afrodita interrunpió su canto y dijo "siento una presencia humana, y es la misma que sentí anoche". Apolo sonrio y Liz más encantada quedó, era como sí el apuesto vampiro lanzara un hechizo paradójicamente. Y este respondió " Las doncellas del bosque, siempre son ellas las que se atreven a venir aquí, no me sorprenderí aque entos momentos nos mirasen con intensiones de preguntar, pero uno de los aromas es tan penetrante que percivo un maravilloso encanto, un preciado aroma que me llama gritos".... Continuará...


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios
 



Busca relatos


InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio



siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com

¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.