humor (1094)
    Chistes (398)
    Bromas (29)
    Parodias (203)
    Piropos (67)
    Fabulas (44)
    Citas y Frases (42)
    Sexuales (66)
    Hechos Reales (185)
    Asi soy yo.... (60)
   terror (2721)
    Pesadillas (256)
    Hechos reales (726)
    vampiros (599)
    Terror General (786)
    Espiritismo (125)
    Asesinos en serie (160)
    Teorias (69)
   fantasia (2151)
    Fantasia General (542)
    Romantica (770)
    Epica (233)
    Rol (182)
    Poesia (424)
   pruebas (0)
   criticas (885)
    Deportivas (37)
    Criticas de Cine (145)
    TV y Famosos (77)
    Literatura (49)
    Musica (76)
    Juegos (27)
    Duras (222)
    Generales (252)
   ficcion (1047)
    Ciencia Ficción (194)
    Futuristas (102)
    Snuff (67)
    Ovnis (27)
    Narrativa Libre (661)
 
 Top 5
    Grainstain.:Capítulo ..
    una aventura, la más ..
    La Feria del Diablo
    Martín,el chico más g..
    S. c.A.T. 2
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  terror > vampirosFantasía de Antonio Olmedo XIX

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 09 de Febrero del 2009

Desde entonces este relato ha sido leido 3,575 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 15 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: terror > vampiros
  Titulo:

Hola amigos, soy Úrsula, tengo 47 años mido 1,67 cabellos rubios rizados y trabajo como celadora en un hospital. Un día llegó a urgencias un señor mayor con sus dos hijos. Uno de ellos en silla de ruedas, eléctrica. Yo seguí mi trabajo, mientras que él andaba por allí como fuese su casa, y cada vez que nos cruzábamos me miraba de arriba a bajo y me sacaba la lengua y me sonría yo le hacia lo mismo, después de varias veces, se lo comenté como curiosidad, ella se sonrió se llama Antonio es de mi pueblo, ¿y por que me hace eso?, seguramente le excitas, ah ya, si esta un poco salidillo y querrá llama tu atención, aquello paso y en aquel momento no le di importancia, pero cuando acabé mi jornada de trabajo y me dispuse a irme a mi casa, recordé aquella incidencia y la manera de observarme aquel muchacho y me excité. Pasaron varios días de aquello y volví a coincidir con la misma compañera, yo quería preguntarle por aquel muchacho pero no sabía como hacerlo, llego el momento que me decidí en un momento que nos quedamos solas las dos oye y Antonio, que Antonio, el muchacho aquel de la silla de rueda, ah si ¿Qué pasa con él?, como puedo hablar con el, pues no se ¿tienes Messenger?, si, ¿quieres el suyo?, ¿hay otra manera de comunicarme con él?, no pues entonces dámelo, me lo dio, y cuando conecté el Messenger lo agregué, pero no estaba conectado, le puse un alias que era chico MC, que quería decir minusválido caliente. Pasaron varios días y no me pude conectar al Messenger pero una noche que no tenia guardia en el hospital ni me apetecía salir de copas me conecte al Messenger y el también estaba conectado me espere haber si él me abría una conversación y así fue: Él- Hola, quién eres? Yo- Úrsula Él- Quién te ha dado mi Messenger? Yo- la hermana de un amigo tuyo, que es celadora en el hospital. Él- ahhhhhhh Yo- ella también me ha dicho que eres muy aficionado a algo. Él- bueno, pues sí. Yo- ¿sexo? Él- ummmm, sí Yo- ¿cuándo perdiste la virginidad? Él- no la he perdido, soy virgen Yo- entonces, cómo sabes que te gusta tanto el sexo? Él- me encanta masturbarme, ver pelis porno y leer relatos eróticos, e incluso he escrito mucho. Yo- ¿tú has escrito relatos eróticos? Él- sí, y los he publicado Yo- puede que haya leído alguno tuyo. Él- puede que sí. Yo- ¿cuántas veces te masturbas a la semana? Él- 14 Yo- es decir, dos por día. Él- sí, ahora me están entrando de hacerlo, qué llevas puesto? Yo- un body Él- ¿solo? Yo- sí. Él- me gustaría estar ahí para quitarlo y hacerte gozar Yo- ummmmmmmmm Él- bueno, me voy a la cama Yo- jajaja vas a dormir o a otra cosa, marrano? Él- te importa que piense en ti mientras me masturbo? Yo- puedes pajearte pensando en mi todo lo quieras. Él- bueno pues me voy Él- adiós, guapo. Yo- adiós preciosa. Pasaron varias semanas de esta conversación y una tarde volví a verlo en hospital era final de la tarde las luces sentidas cuando me vio empezó a sonreírme. Hola guapo me acaricio con la mirada de pies a cabeza me dirigir hacia la zona de rehabilitación por que allí había lo que necesitaba yo en ese momento colchonetas el me persiguió hasta la puerta de una sala me puse frente a un espejo, y esperé a ver si entraba. Tardó un poco, creía que tenía miedo a ser descubierto o por si los familiares lo estuviesen buscando y no lo encontrasen. Entró, nos miramos, yo empecé a quitarme la ropa despacio, é se sacó el pene y empezó a masturbarse mientras me miraba desnudarme. La verdad es que la idea de ser ama de aquel muchacho ya era bastante morbosa. Cuando terminé de desnudarme, me tendí a su lado en la colchoneta y le cogí la pollo y se la acaricié una y otra vez hasta que se corrió. Después lo besé con pasión en los labios mientras nos besábamos. Él me acariciaba los pechos.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios
 



Busca relatos


InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio



siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com

¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.