humor (1094)
    Chistes (398)
    Bromas (29)
    Parodias (203)
    Piropos (67)
    Fabulas (44)
    Citas y Frases (42)
    Sexuales (66)
    Hechos Reales (185)
    Asi soy yo.... (60)
   terror (2721)
    Pesadillas (256)
    Hechos reales (726)
    vampiros (599)
    Terror General (786)
    Espiritismo (125)
    Asesinos en serie (160)
    Teorias (69)
   fantasia (2151)
    Fantasia General (542)
    Romantica (770)
    Epica (233)
    Rol (182)
    Poesia (424)
   pruebas (0)
   criticas (885)
    Deportivas (37)
    Criticas de Cine (145)
    TV y Famosos (77)
    Literatura (49)
    Musica (76)
    Juegos (27)
    Duras (222)
    Generales (252)
   ficcion (1047)
    Ciencia Ficción (194)
    Futuristas (102)
    Snuff (67)
    Ovnis (27)
    Narrativa Libre (661)
 
 Top 5
    Grainstain.:Capítulo ..
    una aventura, la más ..
    La Feria del Diablo
    Martín,el chico más g..
    S. c.A.T. 2
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > Fantasia GeneralEl Mensagero

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 07 de Julio del 2008

Desde entonces este relato ha sido leido 2,195 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 17 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Fantasia General
  Titulo:

Tras horas de camino el caballo estaba demasiado cansado como para trotar y se acercaba lentamente al campamento del ejercito Aironheart. Su bandera ondeaba en lo alto iluminada por los últimos rallos del sol reflejados en la espada de plata que decoraba el centro de la bandera roja. Los dos guardias no tardaron demasiado en percibir al jinete que se acercaba. Ambos miraron al viajero, llevaba su cabeza cubierta con la capucha de una tunica negra que caía sobre sus hombros y el rostro cubierto por el cuello alto de la misma, se miraron entre ellos y luego llevaron las manos a la espada con instinto amenazante pero sin desenvainarlas, aun. El caballo se detuvo jadeante ante ellos, el hombre les observo un instante con sus ojos grises y luego hablo con una voz ajada y fría como el viento del invierno por la noche. - Dejadme pasar, no tengo tiempo ni la paciencia suficiente para soportaros. - Dijo en tono despreciativo. - Antes deberás decirnos a que bienes, esto es un campamento militar y si no lo sabias estamos en tiempos de guerra. – Respondió uno de los soldados resaltando un tono burlón en defensa de las palabras del extraño. - E venido a traer un mensaje. – espero unos segundos pero al ver que los soldados lo miraban dudosos metió una mano en una de las fundas del costado del caballo y saco un pergamino enrollado. – Mirad. – Añadió con frialdad. Los soldados pudieron ver el sello de la orden de los Aironheart hecho de cera morada, lo que indicaba un mensaje urgente del centro de mando, seguramente escrito por el mismísimo rey. Ambos se apartaron sin hacer mas preguntas y el mensajero prosiguió adelante. A lo largo del camino asta la cabaña del capitán en jefe, la cabaña ampliamente reconocible gracias a los banderines con el símbolo del ejercito, solo vio a 10 o 15 soldados que estuvieran en completo buen estado, todos los demás eran heridos ya fuera de menor o mayor gravedad. En una de las tiendas de campaña pudo ver a dos médicos intentando vendar lo que quedaba de pierna a un soldado que gritaba de dolor. Era obvio que este era el campamento de rescate que los Aironheart acostumbraban a montar a pocos kilómetros de distancia tras el campamento principal. Un soldado entro en la tienda e informo de la llegada del mensajero, el capitán dio orden de dejarlo entrar pero no se esperaba a alguien así. Mas que un mensajero parecía un asesino manteniendo su rostro y sus brazos ocultos con aquella pesada capa negra, protegido con un peto de cuero marrón oscuro, pantalones anchos de mismo color, ya gastados, y enormes botas reforzadas con acero. - Bien cual es el mensaje que traes. – E capitán fingió no prestar demasiada atención al mensajero pero aun así no le quito ojo de encima por si realmente era un asesino enviado por el enemigo. - Lo siento pero este mensaje es para el capitán Airan Tarticcio. – Respondió el encapuchado con sequedad. - El no esta aquí muchacho. – Dame el mensaje y yo se lo entregare. – La respuesta del chico irrito al capitán que volvió a prestar atención a sus papeles. - No. - Como te atreves entupido. – Ahora el capitán si estaba enfadado, nadie en el campamento osaba hablarle así, con ese tono tan despreciativo. – Estas ablando con un capitán de … - Si ya pero no con Airan así que dime donde esta e iré a llevarle el mensaje. – Le interrumpió y luego bostezo. - ¡¡ Guardias detened a este miserable!! – Un guardia entro en la estancia de inmediato y puso una mano sobre el hombro del mensajero. - Mira chaval o me quitas tu zarpa de encima o te parto la jeta, ¿me captas? – El mensajero seguía manteniendo una posición relajada y una voz desafiante. El guardia no respondió y justo cuando el capitán iba a responder el mensajero saco una daga, corto la mano del soldado que tenia sobre el hombro y antes incluso de que pudiera gritar le rebano la garganta. Luego salio de la tienda como si nada ante la atónita mirada del capitán. Cuando este pudo reaccionar grito llamando a los soldados pero nadie respondió, copio su espada y salio de la tienda dispuesto a matar el mismo al mensajero pero no se esperaba lo que vio. Un grupo de Amazonas estaba atacando el campamento. Solo unos pocos soldados quedaban en pie, la mayoría había sido capturada y el resto yacía muerta en el suelo.


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios
 



Busca relatos


InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio



siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com

¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.