humor (1094)
    Chistes (398)
    Bromas (29)
    Parodias (203)
    Piropos (67)
    Fabulas (44)
    Citas y Frases (42)
    Sexuales (66)
    Hechos Reales (185)
    Asi soy yo.... (60)
   terror (2721)
    Pesadillas (256)
    Hechos reales (726)
    vampiros (599)
    Terror General (786)
    Espiritismo (125)
    Asesinos en serie (160)
    Teorias (69)
   fantasia (2151)
    Fantasia General (542)
    Romantica (770)
    Epica (233)
    Rol (182)
    Poesia (424)
   pruebas (0)
   criticas (885)
    Deportivas (37)
    Criticas de Cine (145)
    TV y Famosos (77)
    Literatura (49)
    Musica (76)
    Juegos (27)
    Duras (222)
    Generales (252)
   ficcion (1047)
    Ciencia Ficción (194)
    Futuristas (102)
    Snuff (67)
    Ovnis (27)
    Narrativa Libre (661)
 
 Top 5
    Grainstain.:Capítulo ..
    una aventura, la más ..
    La Feria del Diablo
    Martín,el chico más g..
    S. c.A.T. 2
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > Fantasia GeneralAbducida por extraterrestres

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 17 de Febrero del 2010

Desde entonces este relato ha sido leido 6,083 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 89 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Fantasia General
  Titulo:

Una pequeña nave ovóide de exploración, procedente de la lejana estrella Alfa-Centauro, acababa de entrar en los confines más alejados de nuestro Sistema Solar. Dentro de ella, cinco extraños seres antropomórficos, de tez grisácea, cabeza gigante, de ojos intensamente negros como las profundidades del vacío espacio y de boca ridículamente pequeña, salían de sus vainas de invernación criogénica para tomar los mandos de la nave, hasta ese momento guiada por la computadora embebida del transporte. Uno de los seres, carente de toda ropa, al igual que el resto de sus congéneres, tomó asiento en un extraño sillón anatómico en contacto directo con la biogénesis de la computadora de navegación alienígena. Sus análogos congéneres, se distribuyeron por la nave en sus respectivos puestos arrastrando tórpemente sus debilitadas extremidades inferiores de cuatro largos dedos nudosos. El piloto de la embarcación sideral, interactuó con la biogénesis central, activando los módulos de archivos históricos del sistema planetario al que acababan de llegar...

 

    • Cir101 le da la bienvenida al comandante, señor. Espero que el despertar de la criónica haya sido satisfactoria –dijo un extraño intercomunicador bidireccional-
    • Gracias Cir, ha sido lamentable, como siempre, por mucho que necesitemos la criopreservación no acabaremos nunca de acostumbrarnos –dijo el ser en un ultrasonido de baja frecuencia- ¿Dónde estamos exáctamente?
    • Hemos entrado en el Sistema Cerf – dijo la computadora central de la nave- El tercer planeta del sistema alberga una gran diversidad de vida basada en el carbono, señor. Con una atmósfera rica en oxígeno, poseé gran cantidad de agua en los tres estados físicos, inclusive, hace más de cinco Quasarz, se catalogó en su momento una especie que destacaba por su inteligencia.
    • ¿Seres inteligentes dices? ¿Cómo es que no les hemos contactado antes? –dijo el piloto-
    • Presentaban una evolución muy primitiva, señor. Eran seres muy tribales y agresivos y con una predisposición casi enfermiza por destruir todo lo que tuvieran a mano. En su momento fueron catalogados hostiles de rango subzeta.
    • Muy subdesarrollados pues... ¿En cuántos Quasarz se estimó su proceso evolutivo hasta el contacto?
    • En no menos de cincuenta y no más de setenta si antes no se han exterminado ya entre ellos, señor –dijo la computadora-
    • Bueno, si es así, aún estarán en rango subzeta. Deberíamos no obstante de coger un especímen para su estudio y catalogación reciente, si es que aún subsisten... ¿En cuánto llegaremos a Cerf 03?
    • En poco menos de quince micrones, señor –dijo la computadora-
    • ¿De qué subíndice son?
    • Antropomórficos sexoides, señor – contestó Cir-
    • Bien, escanea entonces la superficie del planeta y busca un especímen aislado para su estudio y dile a Arx que vaya preparando el laboratorio para el huesped.
    • Sí, comandante.

    Mientras tanto, en La Tierra, tercer planeta del Sistema Solar. Una pareja estaba de acampada a escasos 20 metros de la playa. A lo lejos, unas tenues y titilantes lucecitas, delataban la presencia cercana de un pequeño pueblecito pesquero. Las olas del mar, se oían mansas y serenas en un cántico permanente de sosegada paz y quietud, perturbada únicamente por una sincronía de gorgeos y alaridos de placer provenientes del interior de una tienda de campaña situada a excasos 50 metros de la playa...

     

    • Aaaaaaaahh joooder Carmen qué buena estas joodeeer –se le oyó decir a un tío- ¡Qué coñito más estrechito tienes! Aaaaaah ¡joder cómo me aprietas!
    • Aaaah espera... espera... no te corras aún... dame... más... tiempo... aaah... no te vayas a ir ahoooora... que... si... ahora ssiii... me puedo ir yo también...
    • Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahh joooder Caaaarmeeeeeeeeeeeeeenn
    • ¡Noooooo! ¡Joder tío otra vez no, joder! ¡Vete a la mierda joder! – exclamó una voz femenina-
    • ¡Ah qué polvo tía! ¡Qué polvo!
    • ¡Vete a la mierda tío! ¡Sal de la tienda inmediatamente, sal de aquí no quiero ni verte! –gritó la fémina-
    • Pero Carmen, tía, no se porqué te pones así... lo siento no he podido contenerme.
    • Tú nunca puedes contenerte Carlos, estoy harta, me oyes... ¡Harta! ¡Y llévate este condón usado de aquí no quiero ni verlo! ¡Pedazo cerdo eres!
    • Vale tía..., vale, tranquilízate. Me voy al pueblo a por un paquete de tabaco al bar que seguro que todavía está abierto. Vendré en una hora y ya me habré recuperado... si quieres podemos hacerlo de nuevo.
    • ¡Te he dicho que te vayas, Carlos! ¡Vete de aquí! ¡Largo!

     

    El hombre abrió la tienda y saliendo de ella desnudo, se puso rápidamente un bañador y se marchó por la playa en dirección al pueblo. La chica, despoticando, salió de la tienda poco después, completamente desnuda, para tomar la dirección contraria a la que había tomado su compañero. Se sentía deprimida e insatisfecha y utilizada como un desfogue sexual de su pareja sin obtener nada a cambio por su parte, al menos, podría haber manifestado un poco más de delicadeza y haber intentado comerle el coño o haber intentado masturbarla, cosa que siempre, al final, tenía que realizar ella sola. Se tocó ligeramente el sexo, notando aún los inflamados e insatisfechos labios vaginales y el diminuto piercing plateado que cruzaba su sensible clítoris, aún "a flor de piel". A Carlos le tenía un buen aprecio, pero como amante era un auténtico desastre. El oleaje hacía que se tranquilizara y que ordenara un poco sus malos propósitos para con Carlos, en cuanto terminaran la acampada le diría que le dejaba, ya no podía continuar más en aquella situación. La brisa marina hacía que su cabello, teñido de bonito y luminoso rojo caoba, se encrespara al son que dictaba Céfiro. Sus bonitos y firmes pechos permanecían aún coronados por unos pezones grandes y sonrosados, ligeramente inflamados por la excitación por la que habían sido objeto poco antes. Sentía en sus extremidades la humedad de las negras aguas marinas, cada vez que alguna de la olas le acariciaba, insinuante, sus bellos y agraciados piececitos decorados con un bonito y femenino esmalte argénteo. A los pocos minutos, decidió volver hacia la tienda. Se sentía un poco más tranquilizada. Vió en la lejanía una especie de estrella fugaz que ante su entrada en la atmósfera, había prendido con majestusidad pirotécnica. Distinguía la pálida luz del candil en la entrada de la tienda a escasos 200 metros cuando justo detrás suyo sintió un intensísimo zumbido seguido de un brillante haz luminoso que hiciera que todo su cuerpo flotase hacia la masa negra que se evidenciaba tras el resplandor...

     

      • Comandante, localizado especímen objeto aislado del resto de especímenes adyacentes. ¿Procedo a traerlo a la nave, señor?
      • Sí Cir, adelante –dijo el comandante, levantándose de la extraña poltrona en la que estaba- Avise a Arx y a Xtro de la llegada del sujeto, tenemos trabajo.
      • A la orden, comandante.

      En toda la nave se oía un leve zumbido, seguido en todo momento por una serie de llamadas estereotelepáticas de la bigénesis central de la nave...

       

        • Iniciando subrutinas de misión CRA405, búsqueda de especímenes antropomórficos sexuados para su catalogación, clasificación y utlización posterior según patrones establecidos- dijo la computadora central de la nave-
        • Tercer planeta del sistema Cerf –siguió diciendo Cir mientras los seres se dirigían a una de las salas de la nave- Ubicación 34° 52' N 4°45' E en relación a la esfera planetoide. Iniciando patrones de sincronización morfológica. Materialización activa en 5 púilsars,4, 3, 2, 1. Materialización activa. Estructura molecular basada en el carbono, densidad media, órganos de percepción, extremidades y cráneo. Transformación completa y finalizada...
        • ¡Ah joder! ¿Dónde cojones estoy? ¡Ah Dios Santo! ¡Soltadme monstruos, soltadme! –gritó Carmen, al ver a los extraños seres y sentirse suspendida en el aire sin poder moverse en absoluto-
        • El individuo está compuesto de sucesivas capas de materia opaca –continuó diciendo Cir, telepáticamente, pasando un escáner por todo el cuerpo desnudo de la chica, un haz de luz de un azulado brillante- su subespecie antropomórfica se divide en dos polos opuestos pero complementarios. El presente sujeto es recector o hembra.
        • ¡Malditos cerdos cabrones! ¡Dejazme en paz!¿Qué queréis de mí? ¿Qué vais a hacerme?
        • Los órganos reproductores se encuentran en la parte media de su carcasa de carbono...-Siguió diciendo la computadora con su análisis-
        • Xtro –dijo el comandante- haz girar al especímen para poder observar mejor los órganos reproductores y haz que separe bien las extremidades inferiores-
        • Sí comandante -dijo Xtro activando unos extraños mandos de una consola cercana, haciendo que las piernas de Carmen quedaran completamente abiertas en un ángulo cercano a los 180º-
        • Noooo joder! Pero qué váis a hacerme malditos cabrones ¿Qué es lo que queréis hacerme? ¿Diseccionarme? ¿Abrirme como una rana en el laboratorio? –gritó Carmen que no oía absolutamente nada de lo que estaban comunicándose entre sí los seres y la biocomputadora-
        • Sus órganos sexuales constituyen una matriz incubadora coronada por un orificio de entrada-salida... procesando... procesando imágen... analizando datos obtenidos... es un órgano hipersensitivo que merecería una atención exclusiva, comandante, es muy diferente a otros órganos sexuales conocidos en otras subespecies antropomórficas –dijo Cir-
        • Véamoslo de cerca pues –dijo Arx- posiciona un prisma de doble aumento sobre el órgano, Cir.
        • De inmediato, señor.
        • Es raro, tiene ausencia de folículos pilosos a su alrededor a excepción de la parte frontal del hueso cercano al órgano reproductor-dijo Xtro-
        • Sí, y miren –dijo el comandante- hay un implante metálico que atraviesa el nódulo superior del órgano, aquí ¿lo ven?
        • ¡Quietas esas manos hijos de puta! ¿Pero qué os habéis creído? –gritó Carmen sintiendo los finos y delgados dedos de sus captores tocándo su desnudo y expuesto sexo-
        • Un exámen en profundad revela que la entrada del receptáculo genético está compuesta de membranas que se agrupan en pliegues, conformando una estructura vertical... –dijo Cir-
        • ¡Hijos de puta! ¡Dejadme en paz! ¿Es que nunca en vuestra vida habéis visto un coño? –dijo la chica asustada intentando en vano moverse y cerrar las piernas-
        • ... rematada por un nodo de inyección sanguínea –continuó diciendo la biogénesis central- en el que se concentran la mayor parte de sus terminales nerviosas. Curiosamente es aquí en este nódulo en el que el especímen presenta el extraño implante metálico del que hace gala. Analizando... analizando implante... es metal de plata, con una pequeña aleación de níquel para permitir mayor dureza a la aleación, la factura de acabado es fina y para su fabricación se han debido de requerir de instrumentos de orfebrería avanzados...
        • ¡Hijos de puta pervertidos! Supongo que no, que no habéis visto un coño en toda vuestra puñetera vida y que... que... quietos... noooooo... ooooh Dios –dijo Carmen notando cómo uno de aquellos extraños dedos tocaba directamente su clítoris-
        • Este nódulo actúa en forma de antena –dijo Arx- y parece que es susceptible a todo tipo de estímulo táctil
        • Efectivamente señor –dijo Cir- mis sensores obserban que en ese nódulo se concentran un gran número de terminales nerviosas y que debido a esto debe de ser una parte especialmente sensible a cualquier roce, presión o estímulo.
        • Lo que no entiendo es porqué el individuo ha taladrado esa parte si es tan sensible para poner un implante metálico de esta factura -dijo Xtro-
        • Podría ser una especie de totem o de pertenencia a una tribu concreta –dijo el comandante- ¿Tenemos algún dato social de la especie abducida, Cir?
        • No comandante, ninguno. En su momento fueron catalogados como rango subzeta y no merecieron más atención que una catalogación somera de sus características fisiológicas. –dijo la biocomputadora consultando la base de datos-
        • Sí, lógico. –contestó el comandante- En cualquier caso, ¿guardas en tus archivos algún dato que pueda ser comparable a otra especie estudiada con un implante metálico parecido o similar al observado en este especímen?
        • Los Terets del sistema Gélicon 2 realizan implantes parecidos en sus órganos sexuales para distinguir a sus hembras receptivas colectivas, comandante.
        • Oooooh joooder... malditos mamones... hijos... de...mala maaadre... dejádme ya de tocarme el clítoris... mi... mierda... aaaahh... bastardos...
        • Quizás tenga un significado parecido –dijo en ultrabajísima frecuencia Arx- En cualquier caso es un curioso apéndice. Fijaros todos cómo reacciona saliendo de su corona protectora.
        • Mis sensores perciben un aumento del flujo sanguíneo en el apéndice-dijo Cir- haciendo que este aumente el tamaño y se encuentre más expuesto a cualquier contacto.
        • Curioso –manifestó Arx-
        • Hijos de putaaa –trató de decir Carmen intentando serpentear para liberarse de los estímulos que aquellos largos y delgados dedos ejercían sobre su erecto clítoris- me... me vais a poner cachondaaaa... aaaah... joder parad yaaa
        • Desde luego –dijo Xtro- ¿Tus sensores detectan en este apéndice la entrada a su receptáculo?
        • No señor, es un apéndice carnoso sin orificio de entrada. Mis sistemas detectan que el apéndice se prolonga hacia el interior de su cuerpo en 3,5 pinxels y que el flujo sanguíneo en este y sus alrededores aumenta alarmantemente...
        • Pero... ¿la entrada al receptáculo reproductivo se encuentra posicionada en este apéndice? –volvió a preguntar Xtro dando ligeros toques con su largo dedo sobre el clítoris de Carmen-
        • No señor, conforme los datos que me trasmiten mis sensores, la entrada al receptáculo se situa un poco más abajo, protegido parcialmente por tejido adiposo en forma análoga a los pétalos de la Clemetixz del sistema Argon 5. Poseé dos pares de pétalos protectores del orificio de entrada al receptáculo, los primeros más grandes que los segundos.
        • Cir, ejerce presión magnetoscópica sobre los pétalos para poder observar la entrada al receptáculo –dijo el comandante-
        • Sí comandante –contestó la biocomputadora- ejerciendo presión... presión ejercida y mantenida, comandante...
        • Aaaaah cerdooos... ¿qué es lo que vaís a hacerme cabrones?... como me sigáis abriendo el coño así me vais a rajar... hijos de putaaaa... pe...pero ¿qué cojones queréis hacerme cabrones? y tú... maldito monstruo cabróooooon jooodeeer ¡deja de frotarme ya la pepitilla degeneradoooooo... ooooh -
        • El orificio es del promedio pequeño en comparación con otras especies, diría yo –dijo Xtro
        • Sí, parece bastante estrecho y angosto –dijo el comandante- ¿Tu base de datos tiene algún informe pasado del tamaño del emisor macho de su especie?
        • Comprobando informes pasados... –dijo Cir- son curiosos y contradictorios, comandante. El órgano emisor del macho es extensible en algunos de los casos en tanto que otros sujetos machos estudiados en el pasado mantenían una laxitud extrema del órgano sexuado... posiblemente motivado por el shock producido por la abducción, el tamaño de los miembros machos estudiados fueron muy dispares...
        • Joooder tu... cabrón monstruoooo gris... deja de tocarme la puñeteraaaaa... aaaaaahh... pepitillaaaa... joooodeeeerr –Gritó Carmen debatiéndose en tanto Xtro continuaba toqueteando abstraído el clítoris de la atractiva chica- .
        • ... con una longitud de entre 4,2 y 9,6 pinxels –continuó diciendo la biocomputadora- para los sujetos estudiados con el órgano laxo y entre 14,1 y 28,5 pinxels para los especímenes estudiados con el órgano en erección
        • Eso son unos datos completamente inconcluyentes – dijo Arx- Supongo que no se estudiaría la especie más por catalogarla como subzeta ¿verdad?
        • En efecto, señor –contestó la biocomputadora- En cualquier caso, podría ser que el órgano emisor macho de su especie mostrara un comportamiento análogo a los de la especie Zizclon del sistema Talon-Omega 2
        • Aaaaaaaaaah hijo de putaaaaaaa... está biennnn... venga sigue... ya que estás tan ensimismado en mi chumino sigueeee que me corrroooo –gritó Carmencita-
        • No se, eso sólo demostraría que el macho de su especie tendría un órgano retractilado pero la hembra receptiva... –dijo Xtro- ¿cómo podría contener uno de los órganos de mayor tamaño a los catalogados? 28,5 pinxels es una longitud que en principio la hembra receptiva, aquí atrapada, es incapaz de poder someter. Su canal al receptáculo reproductor se ve muy pequeño... o ¡vaya! ¿No os parece la entrada un poco más grande que antes?
        • Aaaaah sí... ¡me voy a correr! ¡sigue así monstruo de mierda! ¡Me corro! ¡Ay joder! me... me vengo todaaaaaaaaaaa... –gritó Carmen-
        • Mis sensores detectan una secreción de mucosa creciente a lo largo del canal semieabierto al receptáculo... –dijo Cir- Mis sensores están evidenciando un aumento significativo del torrente sanguíneo en el órgano sexuado del sujeto y unas vibraciones rítmicas de este a intervalos regulares. Los latidos cardíacos han aumentado en forma exagerada... creo que el sujeto está teniendo un colapso general corpóreo... ¡le perdemos!
        • ¡No es posible! ¡No hemos realizado prueba ni implante alguno! –sentenció Arx-
        • Aaaaaaaaahhh joooder siiii sigue moviendooo... oohh el deditooooo monstruo galacticoooooo... me voy todaaaaaa... aaaaaah... ¡joder qué ganas tenía de un buen orgasmo coño!... aaaaaaaaahhh
        • ¡Xtro, deja de frotar el nódulo de la antena sexuada! ¡Podría ser esa la causa! –dijo el comandante-
        • ¡Vaya! ¡Ni me había dado cuenta! Es tan... suave y... ¡dura al mismo tiempo!
        • Aaaaaaaaaah joooder..., ¿pero?, ¿serás cabrón? ¿Porqué cojones te paras ahora so mamón gris? ¡Me podía haber seguido corriendo joder! –sentenció Carmen dolida en parte porque podía haber continuado con su orgasmo si Xtro hubiera continuado masajeándola el clítoris-
        • Los latidos van remitiendo a su ritmo normal, se está recuperando-dijo Cir- Es curioso... mis sensores evidencian un significado aumento de sus válvulas lactantes con respecto a cómo se encontraban éstas antes del incidente. Sus pupilas se han dilatado y su piel, en general, presenta un rubor incipiente.
        • Sí, es cierto, buena observación Cir –comentó Arx- ¿Créis que es posible que sus válvulas lactantes están interconectadas de alguna manera con su órgano sexual?
        • No sabría decirlo sin pruebas concluyentes pero incluso diría que todo su cuerpo está hiperconectado al órgano sexuado, inclusive su piel -sentenció Xtro-
        • Eso sería algo realmente raro en la galaxia –dijo el comandante- podría significar que esta especie está especialmente destinada y supeditada a su órgano sexuado. ¿Tus sensores pueden darnos más pistas sobre esto antes de proceder a realizar una bidisección del sujeto, Cir?
        • ¡¡Perros manomes!! –gritó Carmen- Me tenéis aquí completamente espatarrada, con el coño completamente abierto y pidiendo guerra y sólo hacéis mirarlo... ¿Es que sois maricones o qué? Venga vamos... ¡Folladme con lo que tengáis! ¡Dadme más como el que he tenido!
        • Mis instrumentos ponen de manifiesto una especie de espera del sujeto –dijo la biocomputadora- La criatura ha segregado una especie de líquido lubricante a lo largo de toda la cavidad carnosa que se extiende hasta el recptáculo, destinado posiblemente a facilitar la entrada del órgano sexuado del macho de su especie, tal y como sucede con la clase Istiliam del sistema Argon 5. El canal se ha ensanchado y alargado para tal fin en tanto que en la antena del órgano, pétalos y tejido adiposo subyacente se ha incrementado notablemente el flujo sanguíneo. Parece que la hembra espera ser receptora de falo o al menos eso es lo que estimo, cotejando mis bancos de datos de todas las especies sexuadas estudiadas, no obstante, la lubricación y la dilatación del canal no parece ser la suficiente aún como para poder albergar un falo máximo de 28,5 pinxels datados en su momento.
        • Ya... bueno quizás la hembra pudiera requerir de una nueva estimulación. –dijo Xtro dirigiendo nuevamente su largo dedo al clítoris de Carmen-
        • Aaaaaaah ¡cabrón hijo puta!... joooodeer caaabrrooonn me vas a... aaaaaahh...
        • Sí, aunque podríamos usar una prolongación endocrina igualmente húmeda sobre toda la superficie del órgano incluyendo pétalos y canal cavernoso interior al receptáculo para intensificar la secreción y la dilatación del órgano. –dijo Arx-
        • Buena idea –comentó el comandante- Xtro deja de frotarle a la criatura la antena sexuada y prepara un Tórnix baboso del acuario para tratar de introducírselo en el canal al receptáculo.
        • Sí comandante –dijo Xtro cesando de forma inmediata en su continuado e hipnótico devenir de su largo dedo sobre el expuesto y excitado clítoris de Carmen-
        • ¿Creé que el Tórnix va a querer adentrarse en la hembra, comandante?-dijo Arx-
        • Supongo que sí, siempre y cuando la hembra esté lo suficientemente húmeda como para hacer pensar al Tórnix que el canal pueda ser parte de su hábitat...
        • ¡Pero maldito hijo puta! ¡Otra vez me dejas! ¡Pero serás cabronazo! –gritó Carmen debatiéndose en el aire-

          Carmen sentía ingrávido su cuerpo y cómo una fuerza invisible le mantenía firmemente separadas las piernas y los labios del coño abiertos al máximo. Se sentía completamente a merced de los alienígenas, totalmente receptiva y extrañamente excitada y deseosa de que aquellos extraños seres la continuaran manipulando sexualmente de la manera en que, hasta ese momento, lo estaban haciendo. Ignoraba completamente qué es lo que verdaderamente pretendían aquellos alienígenas, sin embargo, si de algo estaba completamente convencida era de que estaba esperando que "ellos" continuaran con lo que hasta ese instante habían hecho con ella. Estaba completamente receptiva y húmeda tras el orgasmo reciente y notaba, por la manera en que la mantenían el sexo abierto, cómo su canal vaginal se mostraba ante ellos libre y franco ante cualquier obstáculo. Sus anhelos se desvanecieron tras el regreso del ser que, hasta ese instante, la había llevado al orgasmo que tanto había deseado en los últimos encuentros con su pareja y que, de forma infructuosa, éste había sido incapaz de proporcionárselo. Sus ojos se abrieron de par en par. Asustada y aterrorizada, vio por entre sus firmes y duros pechos, cómo el alienígena sacaba de un contenedor transparente una especie de gusano de unos 12 o 15 cm de longitud y de un grosor considerable, de unos 5 a 7cm. La babosa se debatía nerviosa en las tenacillas metálicas con la que la sacaron de su envase, desparramando un borbotón de baba sobre el pulido suelo de la nave. La fuerza invisible que mantenía sus labios vaginales completamente separados se hizo más intensa que pocos instantes antes y sintió el frío del exterior adentrarse en el sedoso, cálido y húmedo canal de su sexo. De un intenso colorido azul, salpicada de multitud de lunares amarillos, aquella cosa se debatía nerviosa cuando la acercaron a su abierta vulva. La excitación de la chica dio paso al terror más absoluto y al asco más repulsivo y desagradable que hasta ese momento hubiera podido experimentar. Entre chillidos y ruegos, sentía cómo la cosa se apoyaba en sus abiertos labios vaginales y tanteaba curiosa la franca entrada a su sexo...

           

          • ¡¡Noooo!! ¡¡Hijos de puta!! ¡Nooooo! ¡Soltadme cabrones! ¿Qué vais a hacerme? ¿Qué es esa cosa? ¡Noooooo! ¡Alejadla de mi! ¡Nooooooo!
          • El Tórmix hará que lubrique completamente su receptáculo interior, comandante-dijo taxativo Arx- Estoy convencido de que habrá una simbiosis entre ambas especies. El Tórmix creerá que el receptáculo de esta hembra primitiva es una guarida natural de su propio ecosistema.
          • Sí, creo también firmemente en esa posibilidad, Arx –asintió el comandante- La temperatura interior del organismo de la hembra es parecida al hábitat del anélido.
          • Lo peligroso sería que el gusano se sintiera tan a gusto en la hembra que intentara parasitarla, señor, y que creyera que el espécimen es un portador apto para anidarla. –sentenció la biocomputadora-
          • ¡Malditos bastardos! ¿No intentaréis meterme esa mierda en el coño, verdad?..., ¿o sí?... ¡Pero qué hijos de puta! ¡Dejadme cabrones! Aaaaaaaagggg ¡Dios! ¡Qué asco! ¡Esa mierda se está colandoooooooooooo!

            Una pantalla virtual tridimensional apareció flotando en la sala, girando lenta y parsimoniosamnete para ofrecer a los investigadores el avance y movimientos del anélido en el interior de la víctima abducida. El gusano comenzó a girar sobre sí mismo al tiempo que avanzaba para explorar lo que pensaba era una madriguera de su hábitat natural. Pronto alcanzó el fondo del supuesto nuevo hogar y pensando el Tórmix que no era lo suficientemente profundo como para poder iniciar su letargo de crisálida comenzó a moverse en círculos y a realizar giros sobre sí mismo para que la madriguera dilatara lo suficiente como para iniciar su periódo de transformación, tal y como los gusanos del sistema Electon 10 hacían con las víctimas originarias de su sistema estelar. La larva se movía a un ritmo vertiginoso en el interior de la pobre Carmen que, completamente abierta de piernas, era sistemática y salvajemente explorada por la cosa alienígena. La vulva de la chica estaba completamente abierta y de ella se precipitaban, al impoluto y esterilizado suelo de la nave, abundantes secreciones babosas producidas por el anélido en su afán de dilatar a su huesped e iniciar su fase de transformación. Los gritos de la chica se propagaban por todas y cada una de las estancias de la nave interestelar. Eran gritos de terror de puro pánico y espanto al principio hasta que al poco teimpo estos se convirtieron en alaridos y quejidos que nada tenían ya que ver con las primeras sensaciones sino más bien, con el placer. Carmen estaba comenzando disfrutar de la antinatural irrupción que aquellos seres repulsivos habían realizado en su joven y bien contorneado cuerpo humano. Las secreciones babosas del Tórmix se mezclaban con los crecientes flujos que la chica producía en el interior de su sexo. Las areolas de Carmen se recogieron y endurecieron de tal forma que hubieran podido ser adivinadas sus formas incluso habiendo tenido puesto un grueso jersey de lana, pero no llevaba jersey, y sus captores se percataron con curosidad de este detalle tocando y pellizcando los inflamados e hipersensitivos pezones femeninos sin darse en verdad cuenta de que, con ello, la chica alcanzaría un soberbio clímax. El anélido, con sus movimientos circulares sobre sí mismo, comenzó tambien a moverse a lo largo de todo el canal vaginal ocupado haciendo que Carmen obtuviera sensaciones jamás antes exprimentadas en su trayectoria sexual. De repente, sintió un profundísimo y prolongado orgasmo que hiciera que se vaciara en un incesante río de flujo y que unos espasmódicas corrientes recorrieran su columna vertebral hasta estallar en una algarabía de placenteras y libidinosas sensaciones en su cerebro. El punto G de la chica estaba siendo sistemática y salvajemente estimulado por el viscoso y flexible Tórmix que hizo que su matriz se espandiera y abriera interiormente en una proporción que el anélido quería conseguir para lograr su objetivo. Percibiéndose la larva de este hecho, cesó de repente en sus movimientos para penetrar bárbara y profundísimamente a la chica iniciando una simbiosis celular con ella para comenzar su etapa de crisálida...

             

              • ¡Comandante!- dijo Cir, la biocomputadora de la nave- ¡El Tórmix acaba de parasitar a la huesped! ¡Ha iniciado una simbiosis celular!
              • ¡Qué Klendatzu asista a este ser!- sentenció Arx- ¡Nos hemos depistado con sus glándulas mamarias! ¡Ahora no podremos hacer nada por extirpar el tórmix!
              • Mmmm ¿Está estable el sujeto, Cir?-dijo el comandante-
              • Sí señor, está entrando en fase de letargo.
              • Será mejor que nos la llevemos definitivamente y que observemos lo que pasa –dijo Xtro con otras intenciones además de las puras de "exploración" científica-
              • Sí, será lo mejor -dijo el comandante- Cir, salgamos de su atmósfera y pon órbita geoestacionaria a la cara oculta de su satélite.
              • Sí, comandate. Llegaremos en 1,07 micrones. Iniciando fase de inialización del núcleo motor. En 30 puílsars preparados para desplazamiento cuántico.
              • Bien, Arx, Xtro. Vosotros llevaros al sujeto a una probeta Diblex para su estudio y observación anatómica. Parece que vamos a tener bastante trabajo.
              • Sí... –dijo Xtro- bastante trabajo comandante, bastante trabajo...

              La nave comenzó a moverse verticalmente cada vez más rápida saliendo de la atmósfera terrestre sin dificultad alguna y situando con una asombrosa rapidez en la cara oculta de la Luna. Oscuros planes tienen para con Carmen... ¿Y para el género humano?

             

          • Bueno señores, –dijo Xtro abandonando las tenacillas con las que extrajo el extraño gusano y dejando este sobre el sexo abierto de las chica- parece ser que el Tórmix le ha gustado el posible cubil que se le ofrece. Observad, se está abriendo paso a su interior.
          • Cir, escanea el interior y muestra imágenes en el monitor del avance –dijo el comandante-
          • Sí, señor.

           

        • ...Si el gusano de Electon 10 creyera esto, entraría sin problemas en su sexo hasta el final del mismo y lubricaría toda la longitud del sexo de esta hembra. Creería ser una de las madrigueras de su hábitat de regeneración endocrina.
        • Posiblemente pueda funcionar -dijo la biocomputadora- su temperatura corpórea es sensiblemente inferior a la producida en una madriguera de Tórnix y es factible el engaño, no obstante comandante, ignoramos cuál podría ser el comportamiento del Tórmix una vez que se adentre en el interior de la hembra abducida. Es posible que éste trate de parasitar a la hembra o de vaciar sus excreciones en su interior y que esto pueda inducir un shock profundo en el sujeto abducido e icluso ignoramos cómo puede acoger la hembra al Tórnix y lo que pueda pasar a cualquiera de las dos especies...
        • En cualquier caso, las dos serían prescindibles, Tormix tenemos varios en el criadero de la bodega de especímenes y en cuanto a la hembra abducida, si le ocurriera algo podríamos en cualquier caso coger a cualquier otra para continuar con la investigación- dijo el comandante- estamos en su primitivo planeta y abundan.
        • Por supuesto –dijo Cir- sólo trataba de evidenciar el peligro de lo ignorado, señor.

       

     

 


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios
 



Busca relatos


InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio



siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com

¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.